Infertilidad

El factor masculino

Muchas parejas pasan por momentos difíciles cuando de concebir se trata, y es frecuente que la responsabilidad de no conseguir el embarazo recaiga en la mujer, sintiéndose ella la única responsable de la situación; sin embargo es importante saber que aquí en el Perú como en muchas partes del mundo, las causas de infertilidad son compartidas tanto por el varón como la mujer, y la frecuencia de infertilidad (tasas) de ambos sexos son similares.

En el pasado, todos los esfuerzos se centraban en el estudio y tratamiento de la mujer; pero últimamente los datos apuntan a que aproximadamente un 30% de casos de infertilidad se deben exclusivamente a problemas en el hombre, y otro 30% de los casos se debe a problemas de la mujer; siendo un 25% de casos en los que no se puede hallar la causa. Por lo tanto, podemos asegurar que la infertilidad masculina interviene aproximadamente en la mitad de los casos de infertilidad de la pareja (el 50% restante tendrá su causa en la mujer).

 


Si usted ha estado teniendo relaciones sexuales con regularidad durante más de seis meses, sin usar ningún método anticonceptivo, y aun así su pareja no puede quedar embarazada, es momento oportuno de visitar nuestro centro especializado Urología Peruana; ya que si detectamos a tiempo la causa; más del 85% por ciento de las parejas podrán tener bebés después de someterse a tratamientos.


¿Con que frecuencia se presenta la infertilidad masculina?

Se estima que hasta un 10% de varones son estériles, es decir que no podrán nunca llegar a formar espermatozoides. A este porcentaje se debe sumar un 10% a 15% de varones con una pobre calidad de espermatozoides, los cuales serían catalogados como infértiles o subfértiles.


¿Cuales son las causas de infertilidad en el varón?

Existen muchas causas de infertilidad, y hemos resumido las principales.

Obstrucción a la salida del esperma

Un pequeño porcentaje de los hombres tienen obstrucción en la vía que lleva los espermatozoides al exterior, esta vía es denominada conducto deferente (o eyaculador). Las causas de obstrucción son muchas, entre ellas los defectos de nacimiento, las infecciones crónicas, lesiones o accidentes en los genitales y la vasectomía. En algunos raros casos, no existen los conductos, conocido como agenesia deferencial.

Varicocele

La varicocele es una enfermedad de las venas del testículo, muy similares a las várices de las piernas o a las hemorroides. Estas venas al hincharse van a alterar la función normal del testículo, por lo que alteran la formación de espermatozoides. Esta enfermedad está presente hasta en un 40% de varones con infertilidad. Al ser tratada adecuadamente, se podrá en muchos casos revertir el efecto dañino y lograr el embarazo; dependiendo siempre de la premura con que se haga diagnóstico, y del grado de varicocele.

Infertilidad de origen inmunológico: alergia a espermatozoides

El esperma es capaz de inducir la síntesis de autoanticuerpos; éstos se encuentran en el 3-12% de los varones que se someten a estudio por infertilidad. La vasectomía, las infecciones del tracto genital, la torsión testicular o los traumatismos testiculares pueden ser causa de reacción inmune contra los espermatozoides.

Problemas de eyaculación

Los problemas de eyaculación van desde la ausencia de eyaculación (aneyaculación) hasta la eyaculación retrógrada el esperma se expulsa hacia la vejiga). Las personas con esta patología generalmente tienen diagnóstico de diabetes o esclerosis múltiple; así como también antecedentes de traumatismo de médula espinal o lesión durante la cirugía de médula espinal. Las posibilidades de éxito : el embarazo se produce en el 56 a 79 por ciento de las veces después de los tratamientos farmacológicos para la eyaculación retrógrada en los casos de las tasas de éxito de reproducción asistida son muy variables , dependiendo del problema y la técnica elegida para eliminar los espermatozoides.

Criptorquidia

Conocida también como el testículo oculto, consiste en la presencia de uno o los dos testículos a nivel abdominal por no haber descendido al escroto durante la formación del bebé en el útero. Aproximadamente el 0.8% de los varones adultos presenta criptorquidia, de los cuales dos tercios es unilateral y un tercio bilateral. En estos pacientes es frecuente encontrar un menor número de espermatozoides en el eyaculado; independientemente si la criptorquidia se trató a tiempo.

Trastornos hormonales

La infertilidad masculina muchas veces se debe a alteraciones hormonales presentes en diversas enfermedades del sistema endocrino, tales como: el Síndrome de Kallman (que cursa con un hipogonadismo hipogonadotrófico), la producción excesiva de prolactina (hiperprolactinemia), el déficit aislado de testosterona, el hipotiroidismo, la hiperplasia adrenal congénita.

Anomalías genéticas

Aproximadamente el 6% de los hombres infértiles presenta una alteración en sus cromosomas, tales como el Síndrome de Klinefelter, el Síndrome XYY o el Síndrome de Noonan. Este porcentaje aumenta al 21% en el caso de pacientes con azoospermia.

Problemas de fertilidad sin explicación

Existe un número importante de parejas en las cuales no se llega a determinar la causa de la infertilidad, siendo ambos, varón y mujer, diagnosticados como normales; y sin embargo infértiles. Algunos expertos creen que las toxinas ambientales, el estrés, el exceso de trabajo y la ansiedad; podrían ser algunos de los factores causantes.


¿Cómo evaluar al paciente con infertilidad?


Una historia clínica completa es fundamental, y en ella se debe indagar sobre la duración de la infertilidad, la existencia o no de embarazos previos, los métodos anticonceptivos usados por la pareja en el pasado, la frecuencia de las relaciones sexuales y duración de las mismas, los conocimientos de la pareja acerca del ciclo menstrual de la mujer, el uso o no de substancias lubricantes durante la relación sexual (muchas de estas substancias alteran la movilidad de los espermatozoides); será necesario preguntar también sobre la función eréctil del paciente y su eyaculación. Se debe considerar también el uso de medicamentos, sustancias tóxicas como de el alcohol, tabaco, marihuana y cocaína; así como también aspectos laborales como la exposición a pesticidas u otras substancias tóxicas.

El examen clínico debe hacer hincapié en cualquier alteración anatómica que pudiera asociarse a infertilidad, dedicando especial atención al examen de los genitales, explorando el pene, el escroto y su contenido, los testículos (su consistencia y tamaño), y la próstata (por tacto rectal). Es muy importante evidenciar los varicoceles asintomáticos.


¿Qué exámenes son necesarios realizar?


Análisis de semen o seminograma:
 es la prueba más importante en el estudio de un paciente con probable infertilidad. Mediante esta prueba obtenida generalmente por medio de masturbación o mediante unos preservativos especiales; examinaremos microscópicamente los espermatozoides. Para la obtención de la muestra deberá tenerse abstinencia sexual por tres días; nosotros siempre recomendamos repetir la prueba en una semana.  Los valores considerados normales para un eyaculado son: un volumen mayor o igual a 2 mililitros, un pH entre 7'2 y 8, una concentración de espermatozoides mayor o igual a 20 millones por mililitro, con al menos un 50% de los espermatozoides con movilidad activa y una morfología normal de al menos el 30% de los mismos. Si obtuviésemos resultados anormales será necesario repetir esta prueba hasta 4 ocasiones, en intervalos mensuales durante 3 meses.  

La Prueba postcoital: la cual consiste en un estudio al microscopio de la reacción entre el esperma del varón y el moco uterino de la mujer. 

Detección de anticuerpos antiespermatozoide. 


Biopsia testicular: 
esta prueba es diagnóstica y terapéutica, y se recomienda en todo paciente sin espermatozoides en el semen (azoospermia), siempre y cuando el paciente tenga unos testículos de volumen normal. Luego de la prueba se debe proceder al almacenamiento de la muestra en un banco de semen.


¿Qué alteraciones podemos encontrar en el examen del semen?


Las alteraciones del esperma no son una causa estrictamente, sino una consecuencia de una o muchas causas como la presencia de varicocele, obstrucción de conductos, infecciones, etc. Dentro de las alteraciones del esperma encontramos:

  • Astenospermia (alteración de la motilidad)
  • Tteratospermia (presencia de espermatozoides deformes abundantes)
  • Oligospermia (un escaso número)
  • Azoospermia (ausencia total de espermatozoides)

¿Cómo tratar adecuadamente al varón con infertilidad?


Generalmente la solución al problema recae en el tratamiento de la causa de infertilidad. Dependiendo del diagnóstico haremos uso de medicina natural (maca negra), antiinflamatorios, antibióticos, cirugía de varicocele, reversión microscópica de vasectomía, resección de transuretral de conductos deferentes, aspiración de epidídimos y biopsia testicular.

El objetivo final del tratamiento es el de obtener espermatozoides viables (vivos y sanos), para la fecundación; sea esta de forma natural, mediante la inseminación artificial o la ICSI (inyección intracitoplasmática).