Vasectomía sin bisturí

¿Qué es la vasectomía?


La vasectomía es un método anticonceptivo efectivo y seguro.

Es un procedimiento quirúrgico que consiste en seccionar los conductos deferentes (el pequeño tubulo que transporta los espermatozoides desde los testículos).

De esta manera se impide el flujo normal de espermatozoides en la eyaculación durante el coito, evitándose de esta manera el embarazo.

La vasectomía no afecta de manera importante el volumen de la eyaculación, ni menos la potencia sexual.

Tampoco afecta el nivel hormonal, por lo que el deseo sexual se mantiene intacto.

La vasectomía ha sido utilizada como un método anticonceptivo durante mas de tres décadas.

 
   

¿Qué tipos de prótesis existen y cuál elegir?
 
Para comprender mejor el procedimiento es necesario tener alguna noción sobre la anatomía genital masculina.


El aparato genital masculino está compuesto por:

  • Testículos, son las gónadas sexuales masculinas encargadas de la producción de la hormona Testosterona y de los espermatozoides, se encuentran ubicados dentro de la bolsa escrotal.
  • Epidídimos, situados por detrás de los testículos, se encargan de almacenar y madurar los espermatozoides.
  • Conductos deferentes, llevan los espermatozoides hacia la uretra.
  • Vesículas seminales, encargadas de producir una parte del líquido seminal.
 
  • Próstata, produce también una parte del líquido seminal, importante por proveer de alimento a los espermatozoides para su largo camino hacia el óvulo.
  • Uretra, órgano único encargado de llevar el semen al exterior, también es una vía de pasaje de orina.
  • Escroto o bolsa escrotal, lugar donde se encuentran ubicados los testículos, epidídimos y conductos deferentes.


 


La cirugía de VASECTOMÍA, consiste en impedir el paso de los espermatozoides del epidídimo hacia la uretra, esto se consigue seccionando los ambos conductos deferentes. La cirugía de VASOVASOTOMÍA o REVERSIÓN DE VASECTOMÍA, consiste en unirlos nuevamente, mediante microcirugía.


Cirugía

La técnica de vasectomía que desarrollamos en nuestro Centro Urológico no utiliza bisturí, fué diseñada por el Dr. Li en China.n.

El Dr. Li fue invitado en los 90´s por el Dr. Luis Susaníbar Pérez al Servicio de Urología del Hospital Daniel Alcides Carrion para exponer su novedosa técnica

En el dibujo contínuo vemos al urólogo infiltrando en la piel el anestésico local, un aproximado de 1 a 2 cc. de xilocaína en su forma pura.

Con las letras A y B podemos apreciar las maniobras de Li para la infiltración de cada conducto deferente.

A continuación veremos una serie de fotos de la cirugía de Vasectomía.

Vasectomía paso a paso


Luego de verificar los exámenes preoperatorios, se prepara al paciente para el procedimiento.

Se realizan las medidas de asepsia y antisepsia.

Es posible que se le coloque una vía periférica y un monitor en algunos casos.

El especialista inspecciona la zona escrotal, identificando ambos conductos deferentes.

Luego de la colocación del anestésico, se realiza la incisión, de menos de un centímetro, pudiendo en algunos pocos casos ser mayor.

 


Utilizando material especializado se aisla cada conducto deferente po separado.

Se procede a disecar el tejido conectivo circundante al conducto deferente.

Una vez disecado, se identifica cada conducto deferente por separado.

 


Se realiza la ligadura de cada deferente mediante clips metálicos o mediante sutura no absorvible.

Posterior a esto, se realiza la sección del conducto deferente.

El médico retira un fragmento de deferente de cada lado, el cual deberá ser enviado para análisis posterior.

Se realiza la hemostasia (revision del sangrado) rigurosa, mediante bisturi bipolar, para evitar complicaciones de sangrado.

Se realiza el cierre delas capas superficiales, realizando nuevamente una revisión de la hemostasia.

Al final del procedimiento puede ser necesaria la colocación de uno o dos puntos en la piel.

 

Cuidados posteriores

Las recomendaciones siguientes deberán realizarse un mínimo de 48 horas seguidas al procedimiento 

  • Reposo absoluto por 48 horas.
  • Utilizar soporte escrotal.
  • Aplicación tópica de hielo tres veces al día solamente durante 10 minutos.
  • Tomar a sus horas las medicinas recetadas
Otras recomendaciones


  • Evitar esfuerzo físico intenso durante una semana.
  • Evitar contacto sexual durante 7días.
  • Utilizar un método anticonceptivo seguro el tiempo que su médico le indique.
  • Los puntos de la herida se absorverán o caerán en 2 semanas promedio.
  • Hasta que se caigan los puntos evitará los baños y duchas prolongadas, se recomiendan duchas cortas de 3-4 minutos. 
  • Las heridas se curarán dos veces al día con agua estéril aplicada con una gasa estéril; posteriormente se cubrirá con una gasa estéril para evitar que los puntos rocen con el calzoncillo.
  • Deberá realizar un control con espermograma a los tres meses.

Efectividad

La vasectomía es uno de los métodos más efectivos, con una incidencia de embarazo que varia de 1 a 2 x 1.000 procedimientos, lo cuál lo hace más efectivo que la esterilización quirúrgica femenina.

Entre las causas de fracaso están los errores de la técnica quirúrgica, en la que el conducto deferente se confunde con una arteria. Esta complicación se evita palpando la estructura y verificando que no tiene latido.

Las relaciones sexuales se pueden reanudar a la semana del procedimiento, pero se debe usar otro método anticonceptivo porque el hombre puede permanecer fértil después de la vasectomía hasta por 6 meses.

El criterio para permitir las relaciones, sin usar otro método anticonceptivo, varía según los autores pero, en general, es recomendable tener 2 espermatogramas con ausencia de espermatozoides, el primero de los cuales se puede hacer a las 6 semanas del procedimiento y el útlimo a los tres meses.

 

Reversión: Vasostomía


La vasovasostomía es el nombre que recibe la intervención quirúrgica mediante la cual se pretende repermeabilizar los conductos deferentes que previamente se han seccionado al realizar una vasectomía.

En un lenguaje más sencillo, podríamos definirla como la cirugía que utilizamos para poder revertir una vasectomía y recuperar la fertilidad con el fin de volver a tener hijos.

El procedimiento debe ser realizado por un cirujano-urólogo con experiencia en la práctica de microcirugía. El reto es volver a unir un conducto cuyo lúmen (espacio libre de un tubo), no sobrepasa medio milímetro de diámetro, razón por la cual sólo la magnificación que nos proporciona el microscopio, conjuntamente con las técnicas de microcirugía, nos van a permitir realizar la anastomosis o unión de los deferentes con comodidad y seguridad.